Consigue mantener la productividad de tu empresa en verano

Llega el verano, época de playa, sol, fiestas de los pueblos, viajes y mojitos. Pero también época de mosquitos, noches sin dormir, piel quemada por el sol y olas de calor interminables.

Como todos, habrás notado que el cansancio te dura más de lo normal y, como consecuencia, hacer cualquier tarea, por sencilla que sea, te supone el doble de esfuerzo que hace un par de meses.

Esto, amigo, es el motivo principal por el que el rendimiento en tu empresa está cayendo en picado. No, no va a durar para siempre. Y sí, puedes hacer algo para evitar que pase. Por este motivo, te traemos algunos consejos para potenciar la productividad en tu empresa:

Jornada intensiva

Las horas en las que, por lo general, se trabaja peor durante el verano, son las de después de comer. A partir de las 15:00, el cansancio puede con todos y quedarse en la oficina haciendo tiempo solo genera que se vaya acumulando el hastío hasta que nadie sea capaz de coger el ratón. A menos que sea estrictamente necesario, dejad las jornadas extensivas para las épocas de temperaturas más suaves. Además, concentrando el trabajo en menos horas, seréis mucho más productivos y acabaréis la semana con mucha más energía.

Respeta los horario ajenos

Si en vuestra empresa no podéis tener jornada intensiva, preocúpate por saber quiénes de tus clientes y proveedores sí la tienen y respeta sus horario. A nadie le gusta coger el teléfono a deshoras.

  3 pilares imprescindibles para existir en Internet

Mantente hidratado

Si vives en zonas donde se alcanzan altas temperaturas, sabrás que es muy común sufrir algún mareo o dolor de cabeza en estos meses del año. Esto suele ser debido a que la deshidratación ocurre más rápidamente, aunque no lo notes. Trabajes en oficina con aire acondicionado o en la calle, es fundamental hidratarse constantemente. Te recomendamos hacerte con una botella reutilizable y rellenarla varias veces al día. De esta forma, nunca te quedarás sin agua. Una opción interesante si trabajas en oficina es llenar jarras con agua con hielo y limón o pepino (estos favorecen la recuperación de las sales minerales) para que las visitas puedan refrescarse del calor de la calle.

  Cursos gratuitos para autónomos y profesionales

No experimentes

El calor embota la mente y ralentiza los pensamientos. Aunque sabemos que pocas empresas pueden permitirse cerrar la empresa durante dos meses en verano, es importante tener en cuenta que esta es una temporada de recogerse y mantener el nivel. No es el momento de embarcarse en nuevos proyectos que conlleven una carga de trabajo excesivo para el equipo. Espera a los meses de menos calor y el trabajo fluirá.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad