Las 25 claves para triunfar en los negocios

Emprender con un proyecto desde el principio es de las acciones más satisfactorias y apasionantes que puede acometer un profesional. Pero, no te vamos a engañar, es una tarea ardua y complicada y, casi en la totalidad de los casos, podemos asegurarte que te traerá algún que otro dolor de cabeza.

Según un reciente estudio publicado por la Harvard Business School, el 75% de las startups fracasan durante los tres primeros años. Algunos de los motivos responsables de este ratio de fracaso son, entre otros, tomar decisiones precipitadas o negarse a modificar la estrategia o plan de negocio inicial.

En este artículo os contaremos 25 consejos para formar parte del 25% restante:

1. Ten un propósito claro

Qué ofrece tu proyecto que no pueda ofrecer nadie más. ¿Es realmente importante la solución que ofreces? Si tienes respuesta clara para estas dos preguntas, empiezas con buen pie. Si no, analiza en profundidad el núcleo de tu empresa y pregúntate cómo, por qué y para qué.

2. Haz lo que te gusta

Vas a necesitar una implicación del 300% para sacar adelante un proyecto de este estilo. Al comienzo de tu andadura te esperan horas y horas de trabajo, remuneración económica reducida e irregular y numerosas complicaciones a cada paso que des. Asegúrate de estar haciendo algo en lo que realmente crees y no tendrás problema en este sentido.

3. Créetelo

Cuando te implicas de lleno en un proyecto, es difícil que no aparezcan dudas sobre tu propia capacidad para conseguirlo. La clave está en que, aunque no te lo creas, creértelo. Por norma general, tendemos a ser más exigentes con nosotros mismos que con quienes nos rodean. No seas tan duro contigo.

4. Rodéate de personas que te apoyen

Creemos que no es bueno rodearse de personas que te den la razón en todo, pero peor aun es tener que defender constantemente tu postura con gente con actitud negativa a la que no le van ni le vienen tus decisiones. No pierdas el tiempo.

5. Aprende de las críticas

Da la bienvenida a la crítica constructiva y respetuosa. Pídela cuando lo veas necesario e intenta aceptarlas con humildad.

6. Desafía el status quo

En este proceso vas a sentir miedo y vértigo en distintas ocasiones. Que no te congelen. Cambiar el funcionamiento de las cosas, romper convenciones y establecer nuevos paradigmas tiene riesgos, pero da sus frutos.

7. Atención al branding

La forma en que comunicas tu proyecto al mundo es un pilar fundamental que determinará su éxito o su fracaso. No te dejes llevar por la prisa, ve poco a poco y empezarás con una base firme.

8. Estudia, estudia y estudia

Da igual la edad que tengas, el momento en que esté tu proyecto, o el trabajo que tengas. Aprender cosas nuevas y mantenerse actualizado es imprescindible para tomar las decisiones adecuadas en el presente y en el futuro.

9. Consigue financiación

Necesitas suficientes fondos para poner en marca tu proyecto, pero demasiada cantidad de dinero puede hacer que te acomodes. Reserva una parte para imprevistos y organízate un presupuesto estricto y ajustado.

10. Hazlo por los clientes

Aunque tú eres el dueño y puedes estar orgulloso de ello, es importante dar a los clientes el valor que merecen, que es mucho. Recuerda que, sin ellos, tu negocio no existiría.

11. Interésate por lo que ellos quieren

No des por hecho lo que tus clientes necesitan, pregúntales. Las necesidades e intereses de los diferentes consumidores cambian con el tiempo, evita estancarte en lo que tú crees que ellos quieren.

12. Planifica cuidadosamente

Crea tu plan de negocio para mantenerte enfocado a objetivos. Es fácil dejarse llevar por los detalles del día a día.

13. No planifiques para siempre

En algún momento vas a tener que lanzarte a trabajar y empezar a rodar. Planificar es necesario, pero no te estanques.

14. Sigue planificando

Acostúmbrate a alternar trabajo y planificación. Evalúa los pasos que vas dando y reorienta tus pasos, sin perder el foco global.

15. Adelántate a los acontecimientos

Nadie puede saber con seguridad lo que viene, pero si te mantienes informado, te será mucho más fácil predecir el camino que tomarán los acontecimientos.

16. Aprende a adaptarte

Lo más probable es que, cuando empieces tu recorrido, aparezcan los imprevistos que tanto miedo despiertan. Adáptate al cambio y descubrirás que, en ocasiones, el resultado es para mejor.

17. Mantente activo online

Redes Sociales como LinkedIn te ofrecen la oportunidad de hacer negocios de forma fluida y natural. Con Instagram, podrás aportar valor especial a tu proyecto y acercarte más a tu target. Con Twitter, podrás recoger las críticas y necesidades de tus clientes y tener contacto directo con ellos. Así con todo, el mundo digital ofrece grandes oportunidades y, si consigues aprovecharlas, tendrás gran parte del camino recorrido.

18. Y aprovecha las relaciones offline

Donde menos te lo esperas hay una oportunidad de negocio. Cuida todas tus relaciones, nunca sabes dónde puede aparecer ese giro tan interesante para tu empresa.

19. Rodéate de las personas correctas

Mantente cerca de las personas que te interesan. Aprovecha el potencial de las personas adecuadas y mantén las distancias con las que no lo son tanto.

20. Sé constante en el trabajo

Prepárate para que tu vida gire en torno al trabajo, al menos en los inicios. Aunque no tengas que tener un horario fijo, intenta asignarte espacios específicos para el trabajo. Dale duro y los objetivos empezarán a aparecer muy pronto.

21. Encuentra momentos para ti

Saca huecos entre tanto trabajo para descansar y desconectar. Solo así tendrás la energía para seguir avanzando en tu proyecto con ganas e ilusión. Además, dicen que es en los momentos de descanso cuando vienen las mejores ideas.

22. Recuerda que todo es negociable

Para conseguir ganancia, negocia condiciones y presupuestos. Siéntete libre de preguntar y pedir mejores condiciones. El no ya lo tienes.

23. Desarrolla tu elevator pitch

Encuentra una forma de contar tu proyecto en unos 30 segundos, de manera interesante y que deje con ganas de más.

24. Haz marketing

Si nadie te conoce, no existes. Independientemente de tu presupuesto, hay cosas que puedes hacer para comunicar al mundo lo que haces.

25. Nunca te rindas

No te dejes asustar por el ratio 25/75. Hay muchas empresas que triunfan y la tuya puede ser una de ellas, solo tienes que ponerle todo lo que tienes dentro.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad